Mas Información:


Los programas de gobierno de entrega
de víveres en poblaciones en situaciones de pobreza son criticados por alcaldes de oposición y vecinos, en diferentes municipios, quienes señalan privilegios en la gestión y repartición de esta ayuda.






Miles de guatemaltecos radicados en
cuatro mil 59 comunidades en todo el pais
estan en muy alto y alto riesgo de padecer hambruna,
como resultado de una caida de hasta 80 y 60%
en sus cosechas de frijol y maiz, respectivamente.








De los 22 departamentos del país, 20 registran algún tipo de desnutrición. Alta Verapaz y San Marcos son los que tienen mayor número de comunidades en niveles variados de riesgo, 972 y 967, respectivamente, pero es Totonicapán el que tiene más comunidades en muy alto riesgo, y Momostenango es el municipio más afectado, con un total de 31, seguido de San Bartolo Aguas Calientes, con 28.


Mal Panorama

Juan Rodolfo Aguilar, secretario de seguridad alimentaria y nutricional, expreso que la situacion del pais es complicada.

1- ¿Como califica la situacion de seguridad alimentaria de Guatemala?

es precaria, muy inestable y con tendencia a deteriorarse en los proximos meses.

2- Ademas de Jalapa, ¿qué otros departamentos tienen casos graves?

creemos que en el corredor seco hay localidades y municipios que tienen situaciones similares a las de las comunidades de este departamento, pero se estan afectuando los monitores.

¿Qué haran al respecto ?

desde mayo ultimo tenemos listo el plan de emergencia, pero estamos esperando que se asignen los recursos


DESNUTRICIÓN EN GUATEMALA

Guatemala #1 en desnutrición infantil en América y #6 a nivel mundial


La oficina en Guatemala del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció el pasado 2 de abril que la desnutrición crónica que padecen los niños guatemaltecos ha llegado a niveles descomunales al alcanzar el 49,3% de la población infantil del país, la mayor tasa de desnutrición infantil del continente, y el sexto lugar de desnutrición crónica en el mundo.

Manuel Manrique, representante de Unicef en Guatemala, dijo que el descomunal crecimiento de la desnutrición crónica ubica al país en el nivel más alto de América Latina, superando en más de 19 puntos el promedio mundial, que es del 30%. Manrique agregó que estas cifras colocan a Guatemala en una situación peor que la de Haití, Bolivia o Perú en estos indicadores.

En el caso de la población indígena, precisó a los medios Manrique, la situación es más complicada debido a que los niveles de desnutrición crónica son del 70%, el doble de los niños no indígenas, cuya cifra se sitúa en el 35,7%; y hay algunos municipios de población indígena, como en San Pablo la Laguna, donde la incidencia de la desnutrición crónica es del 82%.




Corredor Seco


Sequía ha causado pérdida de 34 mil toneladas de alimentos
La prolongada sequía que afecta al país ha causado la pérdida de unas 34 mil toneladas de alimentos,
que han acrecentado la severa crisis alimentaria en las zonas del este y noreste del país, informó hoy el ministro de Agricultura, Mario Aldana. El ministro dijo a periodistas que la sequía, la más pronunciada que ha experimentado Guatemala en los últimos 30 años, ha causado pérdidas en la economía de miles de familias de campesinos pobres, Por valor de unos Q76 millones (cerca de US$9.5 millones).Ese monto, según el funcionario, se calculó en base a los precios del mercado local, donde se cuantifican las 34 mil toneladas de alimentos, principalmente granos básicos, que se han dejado de producir debido al fenómeno climatológico.En el denominado “corredor seco”, integrado por siete de los 22 departamentos del país, más de 120 mil familias han perdido hastael 90 por ciento de sus cosechas agrícolas, cultivadas en pequeñas parcelas y dedicadas principalmente para su subsistencia.



Tragedia Humana



Juan Aguilar, secretario de Seguridad
Alimentaria y Nutricional, indicó que el
plan de emergencia contiene una estrategia para
la producción de granos básicos, en especial maíz y frijol, la cual será presentada en los próximos días por el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Raúl Robles. “La idea es que sea un complemento a los planes
comprendidos dentro del Consejo de Cohesión Social, que abarca a los municipios más pobres del país”, destacó.Según el último monitoreo efectuado el 3 de abril del 2008, por la Secretaría de Seguridad Alimentaria y
Nutricional (Sesan), seis mil 147 comunidades en todo el país presentan algún grado de riesgo y registran casos de niños con desnutrición. De éstas, 332 están en muy alto riesgo, de las cuales
93 se encuentran en el departamento de Totonicapán.
Cerca de medio millar de personas han muerto a causa del hambre desde comienzos de año, según cifras oficiales. La mayoría de ellas procede de las zonas más desfavorecidas del
país, donde la mitad de los 13 millones de habitantes vive en la pobreza.“Los efectos del fenómeno El Niño han prolongado el período de sequía, lo que ha causado una reducción (...) de la producción agrícola, afectando a
alrededor de 2.5 millones de personas en 21 provincias” del país, explicó a la prensa la portavoz de la OCHA, Elisabeth Byrs.
El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó recientemente el estado de “calamidad pública”. Según las autoridades, la hambruna podría afectar a otras 400 mil familias de aquí a fines de año.Guatemala ha pedido a la comunidad internacional 110 millones de dólares para ayudar a 54 mil familias afectadas, indicó también la OCHA.


Casos



En la aldea Laurel Milla, Puerto Barrios, Izabal, la mayoría de niños están desnutridos, pues únicamente comen tortillas con sal, debido a que los padres de familia no tienen dinero para comprar otra cosa. Jalapa. Hace ocho días, Delfina López llegó con su nieto al Hospital Nacional de Jalapa. Ayer regresó a su aldea, El Desmonte, Mataquescuintla, con el cuerpo del bebé, quien falleció por desnutrición aguda, según los médicos. Carlos Ramírez López, de 6 meses, se convirtió ayer en la víctima número 18 de la crisis alimentaria que afecta a unas 170 comunidades de ese departamento, según datos de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional. El menor falleció por desnutrición aguda, explicó el nuevo director del hospital, Élder Portillo. Aunque la tristeza de López era evidente, era mayor su angustia por buscar la manera de transportar el cuerpo de su nieto y por saber que en su casa la esperaban otros ocho niños desnutridos y su hijo de 16 años. López se hacía cargo de su nieto desde que la madre lo abandonó, a los tres meses de edad. “Somos muy pobres y no tenemos cómo alimentar a los patojos; la gente buena nos regala tortillas, y con lo que consigo les voy dando de comer; apenas tienen fuerzas”, expresó López. Aseguró que los bomberos la llevaron al hospital con el bebé, y no pudo llevar a los otros, que también necesitan ayuda.